Entrevista a Arancha Merino: ”Cuando uno está conectado con su talento todo fluye con facilidad”

Hoy os comparto esta entrevista a Arancha Merino, asesora emocional y mentora personal. Desde su labor, guía a cada ser hacia la conexión con su Talento y Vocación real, única vía para encontrar la plenitud.

Imparte cursos y conferencias tanto a nivel nacional como internacional, acompañando a las personas en sus procesos de crecimiento personal, apostando por sus fortalezas y diluyendo sus debilidades.

En ¿Por qué me pasa lo que me pasa? se adentra en el análisis de las tipologías de personalidad según el sistema MAT (Metamodelo de Análisis Transformacional), ofreciéndonos una serie de pautas que nos pueden ayudar a conocernos mejor a nosotros mismos, entender la causa de nuestro malestar y comenzar a trazar un nuevo camino desde la comprensión y conexión con nuestra autenticidad.

He querido entrevistarla como editor de Editorial Versos & Reversos para acercaros su interesante visión sobre el mundo de las Emociones, el Desarrollo Personal y el Bienestar.

  • ¿Si preguntáramos a tus personas más allegadas ‘quién es Arancha Merino’ qué crees que responderían?

Una mujer muy positiva, con mucha vitalidad que cree firmemente en el potencial del ser humano a través de sus emociones. Solidaria, apasionada y entregada, que comparte con generosidad sus conocimientos.

  • En la parte introductoria de tu libro comentas que un cáncer supuso un punto de inflexión en tu vida, una salvación. Explícanos brevemente ese proceso de aprendizaje y de transición.

Mi padre me inculcó un concepto sobre el éxito, el poder y el dinero como únicas vías para poder ser alguien y alcanzar una supuesta felicidad. Eso creó en mí la necesidad de cumplir con todas las exigencias de un mundo depredador. La lucha incesante entre mi ser auténtico y mi ego fue lo que me enfermó y también lo que me liberó, porque ese cáncer me ayudó a replantear mi vida y me forzó a decidir seguir mi camino lejos de imposiciones sociales. Ser yo misma y perseguir mis anhelos me daba vida, ser como los demás me decían que debía ser me mataba. Entre la vida y la muerte, las dudas desaparecieron.

  • Cuando perseguimos aquello que deseamos o necesitamos, a menudo se produce una contradicción entre ética y moral, entre aquello que sentimos que deseamos para nuestra vida y las expectativas de nuestro entorno familiar y social. ¿De qué manera podemos afrontar y gestionar el sentimiento de culpa que puede surgir de esa contradicción?

Efectivamente sentimos que debemos  complacer para cubrir una necesidad de aprobación, valoración o cariño. El no haber sido reconocidos tal y como somos con nuestras diferencias, o incluso el haber sido rechazados por nuestros potenciales porque nuestros mayores no los “entendían”, ha creado la dependencia de un afecto que seguimos buscando ya de adultos y se manifiesta cumpliendo unas expectativas que no son nuestras. Solo el desapego a la necesidad de recibir lo que no tuvimos y la decisión personal de obtenerlo apostando por darse a uno mismo lo que no tuvo, nos pueden dar la fuerza suficiente para decidir sin culpas que cada uno ha venido a hacer lo suyo y que solo tú puedes decidir lo que es mejor para ti y tu felicidad, independientemente de lo que piensen o digan los demás. Seguir leyendo…

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s