Reflexiones de Taisen Deshimaru

DESHIMARUFilósofo y maestro budista Zen japonés. Sus enseñanzas e innumerables libros ayudaron a difundir la influencia del Zen en Europa y América. Fue autor de numerosos libros entre los que destacan Preguntas a un maestro ZenLa Práctica del Zen

LA LIBERTAD

La verdadera libertad se encuentra en el interior del espíritu. Algunas personas parecen objetivamente libres, pero subjetivamente no lo son. Yo me siento libre a pesar de los preceptos. No tengo tantos deseos, simplemente vivo. […] Las personas ambiciosas y llenas de deseos andan siempre detrás de la libertad pero no pueden alcanzarla. Siempre están ansiosas, tristes. Sus deseos crecen, crecen y terminan por caer enfermas, neuróticas. La libertad no es hacer lo que se quiera. Satisfacer todos los deseos no conduce a la libertad, ya que los deseos del hombre son ilimitados.[…] Es mejor procurar que los deseos disminuyan. Lo importante es la vía de en medio, el equilibrio. En la medida de lo posible hay que sublimar los deseos. La libertad nace gracias a un ideal espiritual.

LA COMPASIÓN

El amor tiene muchos grados, muchas formas. El amor universal es el más profundo. Si sentimos piedad por alguien, no se trata solamente de comprender su sufrimiento material, afectivo o su angustia. Debemos llegar a ser como él, debemos tener el mismo espíritu que él. ¿Cómo ayudar, cómo curar, cómo aliviar? No debemos ver las cosas desde nuestro punto de vista subjetivo, sino que debemos convertirnos en el otro. No debe haber dualidad. No debemos amarle solamente, sino que debemos identificarnos con su espíritu. En el amor egoísta se es siempre dos. La compasión es unidad. Pero la compasión debe ir siempre acompañada de la sabiduría. La sabiduría debe estar en unidad con la compasión.

LA MUERTE

¿Qué sucede después de la muerte? Es un problema religioso sobre el que no hay que pensar demasiado. Las personas que no quieren morir siempre están preocupadas por este problema. En el budismo no se hacen comentarios sobre el más allá. Lo esencial es «aquí y ahora». Los problemas metafísicos no pueden ser resueltos. No se pueden afirmar ni negar. No se puede decir nada. ¿Qué le sucede al espíritu después de la muerte? Nadie ha vuelto del más allá para hablarnos de ello. No hay que apegarse demasiado a la muerte. Este es el sentido de la célebre frase de Dogen: «La leña no puede ver las cenizas». La leña representa la vida y las cenizas la muerte. «Las cenizas no pueden ver la leña».

LA IMPERMANENCIA. AQUÍ Y AHORA

Aquí y ahora es la conciencia del tiempo y del espacio. Lo que sucede aquí y ahora es importante. No hay que pensar en el pasado ni en el futuro. Debéis concentraros aquí y ahora. Cuando vayáis a orinar, orinad solamente. Cuando vais a dormir, dormid. Y lo mismo para las demás acciones, como comer, hacer zazen, caminar, hacer el amor…Aquí y ahora significa concentrarse en el acto presente.
***
No necesitáis ninguna meta. Aquí y ahora debéis concentraros en lo que hacéis, en el trabajo cuando trabajáis, en la comida cuando coméis, en el aseo cuando estáis en el cuarto de baño…Si tenéis que hablar, hablad y decid únicamente lo importante para la situación.

Si estáis concentrados aquí y ahora, esta concentración os seguirá hasta la muerte y os iluminará sin cesar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s