Vivir desde el Coraje

QUÉ ES VIVIR DESDE EL CORAJE

Cuando vivimos la vida desde el coraje se desata en nosotros una fuerza interior que nos ayuda a:

1. Afrontar los problemas y plantarles cara, sabiendo que hay circunstancias que no dependen tanto de nosotros como las actitudes con que afrontamos tales circunstancias.

2. Salir de nuestra zona de confort para afrontar retos desconocidos, vivir experiencias nuevas y ampliar, así, nuestro campo de posibilidades y la imagen que tenemos de nosotros mismos.

3. Establecer nuevos vínculos personales, iniciar nuevas relaciones que ensanchen nuestra visión de lo que somos para enriquecernos, así, del intercambio de ideas, sentimientos, experiencias que nacen del encuentro con el otro.

4. Abrirnos a nuevas realidades, ampliar nuestros puntos de vista, expandir nuestra visión de la realidad, abrirnos a la vida en todas sus formas y dimensiones.

5. Expresar nuestra autenticidad, ser lo que somos y manifestarnos íntegramente sin miedo, sin culpa, sin vergüenza, sin tener que estar justificándonos constantemente por todo.

6. Desatar una fuerza interior extraordinaria que nos ayude a superar el vacío de la pérdida y de la muerte y a extraer, a pesar del dolor, lo mejor de nosotros mismos y de la vida incluso en las circunstancias más adversas.

7. Estar por encima de los compromisos y de los convencionalismos y flexibilizar algunas normas o leyes cuando estas condicionan nuestro crecimiento o nuestro bienestar como por ejemplo:

‘Deberías hacer esto o lo otro’
‘Deberías ser esto o lo otro’
‘Deberías sentir esto o lo otro’

8. Salirnos de nuestro propio guión preestablecido y concedernos el permiso de actuar como estimemos oportuno, aunque no sea lo que los demás esperan de nosotros.

9. Concedernos el permiso y la libertad de decir NO cuando lo creamos necesario, aunque de entrada despierte el rechazo o la incomprensión de los demás.

10. Reconocernos el derecho a decidir libremente la vida que queremos vivir y las personas que queremos ser, sin  imposiciones de terceros.

11. No aceptar el maltrato de los demás, aunque sean personas muy cercanas. El maltrato es maltrato sea quien sea el que lo practique. El coraje nos dota de fuerza para autoafirmarnos, respetarnos y hacernos respetar por encima de todas las cosas.

12. Huir del victimismo aburguesado que da todo por supuesto y que no cesa en su queja cuando no obtenemos lo que, según nuestra manera de ver las cosas, merecemos. El coraje nos empuja a actuar e intentar cambiar las cosas.

13. Ser responsables de nuestros actos y emociones, saber que no controlamos el azar pero sí nuestras respuestas ante lo que sucede, tomar las riendas de nuestra vida y reconocernos como forjadores de nuestro destino.

14. No postergar constantemente decisiones que sabemos necesarias para realizar cambios positivos y significativos en nuestras vidas pero que de entrada nos pueden provocar cierta incomodidad.

[Extracto del Pequeño libro del Coraje, Colección Pequeños libros, Editorial Versos & Reversos, 2013]

boton-de-compra-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s